Feeds:
Entradas
Comentarios

IMG_0042 (1)

Diana Frances Spencer, más conocida como lady Di, nació el 1 de julio de 1961 en el condado de Norfolk, Inglaterra.

La familia de Diana pertenecía a la aristocracia británica y estaba compuesta por su padre John Spencer, octavo conde de Spencer, su primera esposa la honorable Frances Ruth Burke Roche y sus hijos Sarah, Jane, John que murió a las pocas horas de nacer, la propia Diana y Charles.

En 1968 sus padres se divorciaron y su padre  obtuvo la custodia de Diana y Charles y según sus allegados este hecho llegó a marcarla para el resto de su vida.

En su primera infancia fue educada por institutrices en la mansión familiar, más tarde, entre 1970 y 1977 pasó a estudiar en diferentes internados femeninos en Londres y Suiza.

A pesar de estar considerada una mala estudiante destacó notablemente en diversas actividades como la natación y el ballet, siendo esta última una de sus grandes pasiones y llegando incluso a desear convertirse en bailarina profesional.

En 1977 se mudó a Londres y trabajó en una guardería, ese mismo año conoció al príncipe Carlos, al que admiraba desde su adolescencia. Dos años después, en 1979 inició su romance con el príncipe y ya por aquel entonces la prensa se hacía eco, casi constantemente, de los movimientos de la pareja concentrándose especialmente en Diana.

El 29 de julio de 1981 contrajo matrimonio con  el príncipe Carlos de Inglaterra en la catedral de Sant Paul de Londres, pasando a convertirse desde ese momento en su alteza real la princesa de Gales.

El enlace se convirtió en un gran acontecimiento internacional, fue retransmitido por televisión a más de 700 millones de espectadores y congregó en Londres a más de un millón de personas.

A partir de este momento, el constante interés por parte de la prensa la convirtió en un icono popular a nivel mundial debido sobre todo a su carisma y a su estilo personal. Pero, por el otro lado era tambien centro de duras críticas que la tildaron en más de una ocasión de “princesa rebelde” debido a una supuesta personalidad inestable.

El 21 de julio de 1982 dio a luz a su primogénito, el príncipe Guillermo y dos años más tarde, el 15 de septiembre de 1984 nació su segundo hijo, el principe Enrique.

Diana mantuvo una relación muy estrecha con sus hijos e intentó que tuvieran una infancia lo más normal posible; para ello los llevaba a menudo a restaurantes de comida rápida y a parques de atracciones. Además también quiso que fueran conscientes de su situación privilegiada y por eso los llevaba con ella a albergues de desamparados y a hospitales

A mediados de la década de los 80 la prensa amarilla empezó a hacerse eco de un distanciamiento entre Diana y Carlos, más tarde en el año 1992 se confirmaron los rumores de la relacion de Carlos con su amiga Camila Parker Bowles. A finales de ese mismo año la pareja se separó y se divorciaron definitivamente en 1996.

A raíz de esto, Diana perdió el título de alteza real pero conservó el de Princesa de Gales.

A partir de este momento, la princesa sufrió un incesante acoso por parte de la prensa sensacionalista que le atribuyó diversas relaciones en su mayoría carentes de fundamento.

A pesar del revuelo mediático, Diana aprovechó su faceta de princesa y se concentró en continuar su labor humanitaria y benéfica; para ello se involucró en diversas causas como la ayuda a niños de Africa, enfermos de sida, drogadictos, ancianos, leprosos y niños enfermos.

Se comprometió activamente en dar relevacia a la lucha por la erradicación de las minas antipersona, para ello visitó campos de minas y colaboró con la campaña internacional para la prohibición de las minas antipersona; cabe destacar que dicha campaña obtuvo el premio Nobel de la paz en 1997.

A raíz de su labor humanitaria, entabló amistad con distintas personalidades de este campo como Nelson mandela, el Dalai Lama o Teresa de Calcuta.

Pero, lamentablemente, la vida de la princesa Diana se truncó de forma inesperada debido a  un  trágico accidente automovilístico que tuvo lugar el 31 de agosto de 1997 en el interior del túnel de l´alma en Paris, Francia.  Junto a ella, fallecieron también su novio Dodi al Fayed y el conductor del vehículo Henry Paul. Sólo sobrevivió el guardaespaldas de al Fayed. Nadie excepto él llevaba puesto el cinturón de seguridad.

El suceso causó una gran conmoción, medios de comunicación de todo el mundo se hicieron eco de la tragedia retransmitiendo durante días noticias y reportajes especiales sobre lady Di.

Inicialmente, la familia real se negó a realizar un funeral de estado debido a que el estricto protocolo sólo permite este tipo de ceremonias a miembros de la casa real con rango de majestad o a gobernantes nacionales importantes; a pesar de ello, las numerosas muestras de dolor y afecto por parte del pueblo británico obligaron a Buckingham a cambiar de parecer. El funeral fue definido por un portavoz de la familia real como “un entierro único para una persona única”

A la ceremonia , propia de una reina, asistieron numerosos miembros de la nobleza, la política y del círculo humanitario. También contó, entre otras cosas, con la actuación en directo del cantante y amigo personal de la princesa Elton John que interpretó el tema “Goodbye England´s rose” emotiva versión de su conocida “Candle in the wind” que reescribió especialmente para la ocasión.

Más que un personaje popular, Diana de Gales demostró que la sencillez y el carisma no están reñidos con el estatus social, por que sobre todo, supo aprovechar su situación privilegiada  para dar visibilidad y ayudar a las clases mas desfavorecidas.

Lady di ha sido y será siempre, la princesa del pueblo.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: